Beldaran

artwork y más..

tipos de grafito

Conoce las diferentes presentaciones del grafito

Existen varias presentaciones en las que podemos encontrar el grafito. Éstas y su calidad varían según la marca.

Curiosidades
Técnicas

Hace unas semanas vimos la historia del lápiz grafito, si aún no la conoces te dejo el enlace aquí para que te des una vuelta (Breve historia del lápiz conté). Y ahora es momento de revisar otros detalles del material para conocerlo mejor. Hasta ahora sabemos que las graduaciones que presentan es gracias a la cantidad de arcilla y carbón que tiene. Sin embargo, es bueno hacer alusión a la cantidad de presentaciones que existen en la actualidad y que su elección depende mucho de lo que se quiere hacer.

Puntillas.

Este grafito viene adecuado para ser usado en un portaminas o lapicero. Son grafitos en forma de cilindro y hay de diferentes grosores como lo son el clásico 0.5 mm y el 0.7 mm. Aunque es muy posible encontrar puntillas del 0.2 mm, 0.3 mm, 2 mm entre otros tamaños y dependiendo las marcas. Lo que no debes olvidar es que para cada tamaño se necesita un portaminas especial que justo, soporte esa medida de puntillas. Y es muy bueno decir que las puntillas también tienen distintas graduaciones. La ventaja de esta presentación es que no necesitas estar sacando punta ni generas basuritas derivadas de lo mismo.

Puntillas del 0.2 mm, 0.5 mm, 0.7 mm y 2 mm respectivamente.

Grafito en barra.

El grafito en barra es muy grueso, más de lo que sería una barra de pastel seco y es muy usada para abarcar grandes superficies.

Grafito acuarelable.

Tiene distintas presentaciones: lo puedes encontrar en barra, en lápiz o en pastilla, es soluble en agua y tiene la propiedad de graduaciones que un lápiz grafito normal aunque sólo se limitan a algunas B. Pero los efectos de tonos grises se logran con la cantidad de agua a usar. Similar a cómo usarías las acuarelas.

Grafito en lápiz.

En general trabajar con grafito es muy sencillo, además que es fácil conseguirlo en especial en esta presentación.  Es económico (si no recurres a marcas profesionales) y por su forma y tamaño es fácil manejarlo sin olvidar de que borrarlo es sencillo.

Usar las graduaciones B posibilita una gran variedad de tonos grises o un negro intenso. A diferencia de las graduaciones H que permiten hacer trazos finos.

Otro “secreto” en el uso de estos lápices es tener afilada la punta de tus lápices H, justamente para hacer esos trazos finos y generalmente áreas pequeñas. Sólo ten cuidado pues una gran presión de la punta con el papel podría rasgarlo o hacerle surcos que hagan lucir con mala presentación y poco profesional tu dibujo. Y en el caso de los B, tener las puntas redondeadas son comunes pues al ser blandos los trazos son más fluidos.

¡Sígueme en mis redes sociales!

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

¡Comparte en tus redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *